Sobre el regreso del Blackberry Messenger

En estos tiempos modernos no solo se socializa a través de Facebook y Twitter. También lo hacemos, y en gran medida, por las aplicaciones de mensajería instantánea de los llamados “teléfonos inteligentes”.

Hace unas semanas resucitó el Blackberry Messenger (BBM o BB Pin, como le conocían algunos) con una versión para Android y Iphone. El BBM fue el responsable de poner de moda la mensajería inmediata solo entre aparatos Blackberry. Luego vendrían otras aplicaciones que abrieron el paraguas a otros celulares y mejoraron el concepto.

En septiembre pasado la llegada de una aplicación falsa de BBM compatible con cualquier celular con data desató la euforia y las descargas de miles de usuarios. Pese a que era una “app” falsa muchos “cayeron” y la descargaron. Al final todos se enteraron de que era falsa y esperaron la llegada de la aplicación oficial.

Y llegó, sí, como si de algo nuevo se tratase, el Blackberry Messenger que ya está disponible para usarse en Android y Iphone. Según la compañía RIM ya van más de 20 millones de descarga para esta versión, lo que hace un total de 80 millones de usuarios activos, muy lejos de los 350 millones de Whatsapp.

Pero la parte interesante para mí es la controversia que generó entre los usuarios. Unos alabaron la llegada del BBM a Android y Iphone y no tardaron en descargar la “app” a sus teléfonos, mientras que otros prefirieron quedarse con Whatsapp, Line o Hangout, ya que dicen que instalar el BBM es retroceder en el tiempo.

Meditemos un momento: ¿Necesitamos otro sistema de mensajería instantánea?

En la mayoría de los casos, los mismos contactos que tenemos en Whatsapp serían los mismos que tendríamos en BBM. Otro punto interesante es que algunos decían que Whatsapp es inseguro, porque para usarlo debes dar tu número de teléfono. Hasta cierto punto tienen razón; pero, ¿por qué publican sus BB pin en todas las redes sociales? Si la idea es mantener la privacidad, porqué hacer público el pin del BBM… sigo sin entender.

En términos técnicos, Whatsapp ya tiene antecedentes de no ser un sistema muy seguro. Esta aplicación está dirigida a las masas a diferencia de Blackberry, que fue concebido al plano empresarial y tiene muy buena referencia de ser segura. Su llegada a teléfonos Android y Iphone nos deja la duda de qué tan segura sigue siendo la aplicación.

Tocará esperar y verificar si siguen con lo que la hizo famosa en sus inicios: la seguridad.

¿Blackberry Messenger, Whatsapp o ambas? ¿Qué usas tú?

Por: Angel Saavedra para el diario la Prensa/Panamá

 

Anuncios

“Los stalker” en las redes sociales. (Articulo completo)

Parece que hoy en día, todos somos espiados y en ocasiones también espiamos a otros.
Las redes sociales y los muchos perfiles que tiene una sola persona hace que exista mucha o demasiada información en internet que los “stalker” pueden ver con facilidad.
Mucho de nosotros seguramente hemos espiado sin darnos cuenta para saber que dice en  tuiter el jefe, la compañera nueva, el nuevo cliente o la chica o  que nos gusta.

A mi me parece entretenido ver que tanto puedo saber de una persona viendo sus redes sociales, los gustos, lugares que frecuenta, la música que le gusta y la que no, quienes son sus amigos, donde trabaja, donde vive y su tiene carro o vieja en Metro Bus, si tiene hijos, esposo y muchísima información que uno encuentras de una persona a un solo clic.

La práctica del “Stalker o stalking” palabras en inglés que vendrían siendo más o menos “asechar o seguir los pasos” es una actividad muy ligado a lo que hacemos en internet.
“Yo desde mis inicios en Twitter siempre he sido stalker, porque simplemente me llama la atención ver que hay muchas personas que aparentan ser alguien que en realidad no lo son”. Nos comenta Karol, estudiante de enfermería.

Miriam Tejada madre y usuaria de Twitter y Facebook nos dice:  “Claro, (stalkeaba) a un novio, pero después se volvió aburrido. Aunque ahora “googleo” a la gente para asegurarme que no sean estafadores”.

Una tendencia es que cuando te presentan a alguien nuevo casi inmediatamente le pides su cuenta de Twitter, Instagram y hasta la de Facebook todo con el plan de saber datos adicionales.
Parecemos los nuevos Sherlok Holmes investigando y recolectando datos.

Y aunque este tema esta ligado al “Ciber-acoso”,  la práctica de stalkear no esta tipificado como delito ya que la quienes acceden a esos datos los hacen de fuentes abiertas, esto quiere decir que son datos publicados voluntariamente por las personas.

Pero esta práctica podría volverse peligrosa cuando se pasan los límites y se vuelve obsesivo.
Para estas personas es casi imposible vivir sin saber todo lo que hace la persona, con quien se comunica, a donde va, donde está, es como una forma de apoderarse virtualmente de la víctima. El detalle es que muchas veces uno ni se da cuenta que lo stalkean.

Hay también el stalkeo por las empresas reclutadoras o de RRHH, cuando tienen un candidato para un puesto ven sus redes sociales para tener una idea más amplia del individuo.

Ahora que sabemos esto, tendremos más cuidado de que diremos en nuestras redes sociales.
¿Qué tan stalker eres?

Por Angel Saavedra para el diario La Prensa/Panamá

Razones por las que podrían cerrar tus redes sociales.

Una de las actividades en internet que parece ser mas fácil es abrir una cuenta en una de las muchas redes sociales que existen.

Basta con ingresar un correo electrónico y llenar algunos campos usted tendrá acceso, podrá subir sus archivos como imágenes, publicar estados y encontrarse con sus amistades y conocidos o compartir con personas extrañas.
Pero en ese proceso de abrir una cuenta hay un paso al que todos llegamos pero que pocos le prestamos atención: “Esta de acuerdo con los terminos y políticas de la compañía” y automáticamente le damos “Aceptar”.
El punto es que muchos aceptamos sin leer y el incumplir estas términos y condiciones puede ocasionar el cierre de nuestra cuenta.
294e368a871d7bb1144f2ff22d491082
En Twitter estas son unas de las razones por la que podrían cerrarte la cuenta 
  • No se debe publicar una dirección de correo electrónico privada, domicilio o número de teléfono sin permiso de la persona vinculada a la información. Normas de seguridad social y números de tarjetas de crédito también son motivo de suspensión.
  • No puedes publicar amenazas directas y específicas de violencia contra otros. Ninguna infracción, actividades ilegales, pornografía o infracción de derechos de autor serán toleradas.
  • Twitter también tiene reglas que se activan cuando un miembro sigue a más de 2.000 cuentas. En ese momento, tendrás que ganar seguidores adicionales antes de poder seguir a más personas. No dejar que la relación seguidores/seguidos sea demasiado amplia es la forma en que Twitter combate los spammers.
Me ha tocado ayudar a personas que les cerraron su cuenta por incumplir estas normativas. Aunque también te la pueden suspender “temporalmente” si tuiteas muy rápido  Twitter te envía a una “cárcel” por unos minutos para hacerte entender que debes bajar las revoluciones.
En el caso de Facebook, están son las principales razones:

  • No respetar los derechos de otras personas o por violar la ley.
  • No respetar la propiedad intelectual de otras personas.
  • Usar la marca de Facebook en tu empresa o para fines personales.
  • Hacer mal uso de las etiquetas en Facebook.
  • Intentar hackear o meterte al perfil de otra persona.
En Instagram también podrías perder tu cuenta si hacer esto:
  • Contenido fotográfico: No podrás publicar fotos que contengan escenas de violencia, desnudo, parcialmente desnudo, discriminatorias, ilegales, fotos desagradables, pornográficas o sexualmente sugestivas.
  • Amenazas e insultos: No debes usar la sección de comentarios de las fotos para amenazar, insultar, acosar o intimidar a otro usuario.
  • Derechos de autor: Si infringes repetidas veces los derechos de propiedad intelectual de otros usuarios, Instagram podrá eliminar tu cuenta en cualquier momento si lo viese oportuno.
Estos son solo algunas de las razones por la que te podrías quedar sin tu preciada cuenta. 
Es mejor leer con detenimiento las políticas de uso para no incumplir y que tu cuenta sea afectada. Si ya creaste tu cuenta y quieres profundizar en el tema puedes “googlear” y encontraras mucha información.
Por Angel Saavedra
Para La Prensa

Nuestras emociones en las redes sociales

Han notado que a menudo vemos demostraciones de amor, odio, ira, enojo y toda clase de sentimientos en los estados y publicaciones de nuestros amigos. Y si haces una retrospectiva, yendo más allá, notaremos que nosotros mismos en muchas ocasiones hemos sido presa de más emociones dando como resultado uno que otro tuit que mejor no describimos.

Como ya les he contado mi rutina, muy temprano reviso en Instagram que es una de las redes sociales que me gusta más y veo que las imágenes en su mayoría evocan la energía y fortaleza con la que debemos iniciar el día, inconscientemente estamos siendo motivados por las emociones y también veo la otra cara, el que amaneció desanimado y publica una imagen de su cara desaliñada y molesta.

Pero de todas las emociones, cuáles serán las más influyentes.

A esta interrogante ya muchos han elaborado ciertos estudios analizando tuits y otras publicaciones y la emoción que más sale a relucir es la IRA o enfado, tanto así que es mucho más influyente que la alegría o la tristeza. ¿Por qué será?

Y sí que nos ha tocado ver estas reacciones de ira y el ejemplo más “famoso” que me viene a la mente son los tuits del sr. Presidente @rmartinelli que cada que le pasa algo reacciona como mejor le parece.

Debajo de el están otras figuras como los políticos y candidatos que a menudo se sacan los trapos sucios y sus seguidores que arman una batalla campal.

Otro caso que involucra las emociones y las redes sociales son las imágenes de niños o personas que padecen ciertas enfermedades y deformaciones físicas, estas publicaciones en su mayoría van acompañadas de un texto más o menos así: “Sé que no me darás likes porque no soy hermosa” o “Dale me gusta o retuit si te parece un alma de Dios”. Estas publicaciones lo único que buscan es aprovecharse de las emociones de la gente y generar tráfico e  interacciones en sus páginas. Esto no ayuda en nada al afectado, solo crea morbo y lastima.

Ah, se me olvidaba la famosa imagen de Jesús en Facebook que dice: “Dale like y recibe a Cristo en tu corazón”, cosa que sigo sin entender.

Al final las emociones, nuestras y ajenas las veremos reflejadas en las redes sociales, ya sea ira, amor, alegría y enojo esto forma parte del día a día de las redes sociales.

 

Por Angel Saavedra

Para La Prensa

A orillas de una guerra cibernética

Hace unos meses la red social de microbloguin Twitter, la página web de The New York Times y el Huffington Post  fueron blancos de ataques cibernéticos perdiendo el control de sus sitios.

Horas después se conoció que un grupo de hackers simpatizantes del Gobierno sirio violó la seguridad de una empresa australiana encargada de gestionar estas importantes direcciones de internet.
Aunque el ataque no causó “daños mayores”, queda en tela de duda la seguridad de los datos que han podido quedar expuestos tras el ataque.
Es la segunda vez que  The New York  Times es atacada por hackers. La primera fue el año pasado  por parte de un grupo chino luego que este diario señalara a familiares  del ex primer ministro chino, Wen Jiabao, de controlar activos por mas de 2 mil millones de dolares. Curioso…
Se trata de un nuevo episodio  en la llamada “ciberguerra”.
Uno de los hechos mas sonados y etiquetados como el primer caso de “ciberguerra” fue el ataque en  2010 a la planta nuclear de Bushehr,   en Irán. Este ataque se dio con una pieza informática muy sofisticada llamada Stuxnet, hasta la fecha considerada la pieza de malware más sofisticada.
Eugene Kaspersky, experto en seguridad informática y cofundador de KasperskyLabs se ha referido a  Stuxnet y sus consecuencias: “Me temo que es el momento del ciberterrorismo, las ciberarmas y la ciberguerra”.
Hoy día no solo usted y yo usamos en internet para ver nuestras redes sociales y enviar e-mails, también lo usan los gobiernos, las multinacionales y centros de investigación como la NASA y organismos de seguridad como la CIA o la NSA.
El control y dominio de la información ha llevado a que se hable de las “ciberguerra” entre gobiernos enemigos.
El ataque de hackers sirios a sitos de Estados Unidos se dio luego de que el presidente Barak Obama anunciara la posibilidad de intervenir militarmente este país.
Según Edward Snowden Estados Unidos ya cuenta con políticas de guerra cibernética llamada la Norma 20, donde este país tiene la capacidad informática de identificar blancos, atacar, crear armas cibernéticas capaces de interceptar los sistemas de comunicación e inhabilitarlos o de  destruir reactores nucleares como el caso de Stuxnet poniendo en peligro hasta a civiles inocentes.
Así como las potencias de mundo buscan ser el mas poderoso en armamentos militares, también lo hacen en el ámbito  digital.
Usted y yo podríamos ser blancos fáciles,  muchas cuentas de Twitter y Facebook han sido vulneradas y expuestas en pasados ataques. Todo aquel que tenga un teléfono conectado a internet se convierte automáticamente en blanco si se diera una guerra cibernética.
Ya no es un libreto de película futurista, es nuestro presente.
El internet del siglo XXI podría cambiar gracias a estas guerras, la “libertad” que se vive hoy podría verse comprometida, los datos de millones de usuarios alrededor del  mundo podrían estar expuestos.
Amanecerá y veremos qué pasa con esta historia.
Por Angel Saavedra para el diario La Prensa/Panamá

Twitter: el nuevo ring de pelea.

Para algunas personas, Twitter es una plataforma de medios sociales que te permite estar al día con las noticias más recientes, tocar temas políticos u ofrecer reflexiones divertidas. Sin embargo, para muchas otras personas, entre ellas yo, se ha convertido en el nuevo ‘Club de la pelea’. En esencia se ha vuelto la versión cibernética del sótano del ‘Bar de Lou’, de la cinta clásica de 1999.

Para quienes no se han incorporado a Twitter, dejemos algo en claro: Twitter no es Facebook. La página de microblogging es el “viejo oeste” en el siglo XIX: es nuevo, agitado y a menudo salvaje.

En El club de la pelea, las personas de todos los estratos —desde profesionistas hasta obreros— se despojaban todas las noches de su existencia terrenal y experimentaban una emoción visceral al molerse a golpes entre sí en el sótano del bar en el vecindario.

La historia celebraba la dualidad de la vida. El actor Edward Norton dio vida a un personaje que de día era un ajustador de seguros tímido y de modales suaves que llevaba la clásica vida de “desesperación silenciosa”. Sin embargo, por las noches asumía su audaz y atrevidoalter ego, Tyler Durden, protagonizado por Brad Pitt. Durden encarnaba la diferencia entre estos dos personajes: “Soy libre como tú no lo eres”.

Esto es lo que Twitter significa para muchas personas. Un lugar para ser libre, donde la gente de todos los estratos está en igual condición para pelear: ya sean ricos y poderosos o pobres y enfurecidos. Aquí no es necesario que seas cortés como en el mundo real. De hecho, los comentarios incisivos y sarcásticos no solo se aceptan, sino que se glorifican.

Sin embargo, estas peleas tienen una desventaja cada vez más sombría. Lo que podría empezar como un desacuerdo sobre un tema político o social, a veces puede intensificarse hasta adquirir un tono racista, sexista y homofóbico. De hecho, la Universidad Humboldt recientemente creó un mapa titulado ‘La geografía del odio’, en donde se registraron los comentarios llenos de odio que se propagan a través de Twitter. Es verdaderamente alarmante.

Lo he experimentado de primera mano. Algunas personas con las que he peleado en Twitter me han dicho insultos étnicos como “cabeza de toalla” porque tengo ascendencia árabe u otros insultos referentes a mi ascendencia italiana. Sin embargo, estos comentarios son moderados cuando se comparan con otros en contra de los negros, los latinos, los gays y las personas con discapacidad, como lo indica el estudio de Humboldt.

Sé que algunos de los que leen esto se preguntan: ¿Por qué pelear en Twitter? ¿Por qué no simplemente ignorar a esas personas que te desafían? Claro, puedes hacerlo, pero como Tyler Durden nos instruyó en El club de la pelea: “¿Qué tanto puedes saber sobre ti mismo si nunca has estado en una pelea?”. Muchas personas se enredan en estas batallas para poner a prueba su temple.

No hay nada de malo con la gran mayoría de las peleas en Twitter. Tienes la oportunidad de poner a prueba tus opiniones acerca de los temas de hoy. En el clima hiperpartidista de la actualidad, muchas personas simplemente se relacionan con aquellos que piensan como ellos y por ende nunca ponen en duda sus opiniones sobre temas políticos. Es verdad que estas batallas pueden intensificarse e incluir comentarios desagradables, pero en su mayor parte se mantienen concentradas en el tema y se evita el fanatismo.

Más de una vez me he enfrascado en una acalorada batalla sobre un tema que llevó a encontrar una opinión en común, y que ha originado una amistad en Twitter.

Después de una intensa discusión con un conservador acerca de las políticas del presidente de Estados Unidos, Barack Obama, ambos descubrimos que nos desagradaba el mariscal de campo de los Patriotas de Nueva Inglaterra, Tom Brady (yo soy aficionado de los Gigantes de Nueva York y él es fan de los Bills de Buffalo).

Esa no es excusa para el alarmante aumento de comentarios racistas, sexistas u homofóbicos llenos de odio en Twitter.

Además, aunque el reporte de la Universidad Humboldt no indica cuántos de estos comentarios se hicieron durante una pelea en Twitter, puedo asegurarles que es en esas situaciones cuando surgen con mayor frecuencia.

Esta es mi petición para los usuarios: necesitamos dejar en claro queesa clase de odio simplemente no tiene cabida en Twitter. Puedes ganar una batalla con argumentos —e incluso con comentarios agudos— sin rebajarte al racismo y la intolerancia.

Nosotros somos los únicos que podemos asegurar que esto se respete. Así Twitter puede ser una plataforma social en la que los usuarios intercambien información, hagan bormas y también pueden reñir, pero sin que el odio entre en escena.

Las opiniones recogidas en este texto pertenecen exclusivamente aDean Obeidallah.

Via: mexico.cnn.com

“Un Community Manager casi no duerme”

Ya ni se cuanto tiempo llevo trabajando como community manager y desde el inicio hasta ahora ha sido así, trabajando muchas horas de día y de noche, pendiente a internet casi siempre. Llega un punto donde sientes que es una bola de nieve y el trabajo es mas y mas cada día.

A esto ponle el tipo de cuenta que manejasz, cuantas son en total y en cuantas redes sociales debes gestionar la presencia olnine y tendrás suficiente trabajo para 18 horas al día.

Y tiempo para ti, tus amigos y familia. Tiempo para descansar…bueno, hay que hacer maromas.

Aquí les dejo esta infografía de CMLatan que recoge las principales funciones en el día de un community manager, pero les aseguro que es mas, mucho mas de lo que vemos aquí.

Via: CMLatan.co

Realmente ayudan las cuentas de trafico en Twitter.

Una persona entra a su Twitter y lo primero que lee es que hay un accidente unos metros mas adelante, para evitar el tranque toma una vía alterna. Horas después se entera que el accidente pasó unos días atrás, esa información solo le sirvió para perder mas tiempo buscando una via mas rápida.

Esto suele pasarle a muchos usuarios de Twitter que siguen a cuentas que anuncian el trafico, accidentes y como se encuentran las vías. Últimamente vemos muchas cuentas que se dedican a esto con el plan de ayudar al usuario a tomar vías alternas y librarse del temido tranque.

Pero hay algo que están haciendo mal y es aquí donde debemos prestar mucha atención: como funciona Twitter.

Twitter es una red de microbloguin que se alimenta de los mensajes que generan sus usuarios al tuitear. Cuando sigues una cuenta podrás ver sus tuits en tu Timeline, dependiendo de la cantidad de cuentas que siga, así será la cantidad de tuits que vas a ver en tu TL.

Para una persona que tuitea poco y que sigue pocas cuentas su TL se moverá lentamente. Es posible que hoy vea mensajes enviados ayer.

¿Porque menciono esto? Porque una persona puede ver un reporte del trafico que se envió ayer y creer que es de hoy, por lo tanto estas cuentas dejan de ser efectivas.

Para que estas cuentas sean realmente EFECTIVAS deben colocar la HORA del reporte, de esta manera cuando la persona vea el tuit sabrá si le sirve esta información.

 

Pasa igual con los retuits que estas cuentas dan, he visto que la persona tuitea a una hora ejemplo que hay un tranque en X avenida y ellos le dan retuit horas después. Vuelvo a lo mismo, dejan de ser efectivas y lo que hacen es perjudicar al usuario que confía en esa información.

La recomendación es que estas cuentas como @traficologo @tvntrafico @rtpanama y todas las hijas que han nacido es que le coloquen la hora del reporte y que incentiven a sus usuarios a hacerlo también.

Así tendremos información que realmente sirva y ayude a todos los usuarios. Recuerden que de nada sirve la cantidad se seguidores si su servicio no es EFECTIVO.

Angel Saavedra

@angelsaavedra_c

La importancia de los´influencer´para tu marca. #Infografía

¿Que son los influencer?

¿Como influyen en tu marca?

Aquí una interesante infografía que luego de leerla puedes sacar tus propias conclusiones y empezar a usarlos para impulsar tu marca.

 

La importancia del los influencers para tu marca

Via: apasionadosdelasredessociales.wordpress.com

La batalla móvil de los sexos: manías que más molestan y uso de los móviles

 

man-woman-talking-phone-shutters

Microsoft está llevando a cabo una encuesta a través de Facebook en la trata de determinar que es lo que más molesta a la gente del uso de los móviles por parte de otras personas.

De acuerdo a las respuestas hasta fines de Mayo, se descubrieron cuáles son las 5 “manías móviles” que más molestan a las personas,

1. Chequear el teléfono constantemente (44 %)

2. Hablar muy alto (41 %)

3. Usar o no silenciar los teléfono cuando es socialmente apropiado (40 %)

4. Usar el teléfono durante una conversación cara a cara (39 %)

5. Retrasar el tráfico debido al uso del teléfono móvil (35 %)

El 39% de los que respondieron la encuesta creen que tanto hombres, como mujeres son iguales al proteger sus datos personales en sus smartphones.  Cosa que es un poco diferente, aunque no mucho, de acuerdo a otro estudio llevado a cabo con 10.000 personas, también por Microsoft, llamado Microsoft’s Computing Safety Index (MCSI).

En ese Índice los hombres mostraron ser un poquito mejores que las mujeres utilizando características técnicas de sus smartphones.

  • El 35% utiliza PIN o contraseña, contra el 33% de las mujeres.
  • 35% de los hombres usa redes WiFi seguras, contra el 32% de las mujeres.
  • 32% de los hombres tiene actualizado sus terminales, mientras que solo el 24% de las mujeres lo hace.

Otros de los hallazgos que mostró ese índice es que las mujeres tienden a ser más sabias cuando protegen su reputación en línea.

  • 40% de las mujeres ajustan sus configuraciones de privacidad para limitar su información personal en línea, contra el 37% de los hombres.
  • 40% de las mujeres también limitan la información pública, contra el 32% de los hombres.
  • 34% de las mujeres son más cuidadosas al enviar mensajes de texto, contra el 31% de los hombres.

Por último ese índice reveló que los hombres son los que reciben más engaños a través de los móviles, como alertas de virus y ataque de phishing a través de emails.

[Fuente Microsoft News Center] [Imagen Shutterstock]